Blog del proyecto "Molosos y Terriers", cuyo fin es la defensa, difusion y proteccion de las razas caninas mas condenadas por la sociedad.
Todo nuestro trabajo y esfuerzo se realiza de forma altruista de manos de amigos, amantes y profesionales caninos y especialmente de las razas que aquí tratamos.
Esperamos que disfrutéis tanto como nosotros de este proyecto y que, cada día, podamos seguir aprendiendo mucho más de nuestros leales amigos caninos y sus nobles razas.
Un cordial saludo a todos y gracias de antemano.


PARVOVIROSIS CANINA

Es momento para variar un poco la tematica de los ultimos posts, dedicada a razas en particular y sus particularidades, para pasar a un tipo de tematica que nos puede resultar mas o menos agradable, ligera o gustosa de tratar, a unos mas que a otros, pero lo que es casi seguro, es que a nadie le agrada hablar de enfermedades y menos de algunas tan duras como la que nos ocupa en este post.

Pero como hay que ser realista y consecuente con lo que hacemos, debemos recordar (de vez en cuando) que existen muchas y muy diversas enfermedades que pueden atacar a nuestro perro y que debemos estar atentos y preparados para poder prevenir y en caso de no estar ya a tiempo, almenos detectar rapido el problema y actuar.

La mejor forma de ayudar a nuestros perros es estar informados, preparados y atentos a cualquier sintoma extraño para asi, intentar reconocer la enfermedad que padece, o almenos para darnos cuenta que algo va mal y asi poder acudir a nuestro veterinario lo antes posible para que este incicie las pruebas y tratamientos adecuados.

Vamos a hablar de un virus muy comun en cachorros normalmente de cualquier raza: La parvovirosis.

Aqui os dejo un articulo muy completo, escrito por el Dr. Alberto Rodrigo Arias, que nos da toda la informacion que todos los que tenemos perro deberiamos conocer, como minimo.



 PARVOVIROSIS CANINA:


El parvovirus canino ocasiona una enfermedad aguda, grave y mortal, en perros no vacunados, este virus es muy estable en el medio ambiente, resiste las altas y bajas temperaturas, la irradiación solar, la desecación, los desinfectantes comunes, y es capaz de permanecer en el medio ambiente por años.


 
El único desinfectante útil para este virus es el hipoclorito de sodio(lavandina o lejía), hay razas muy susceptibles como son los Rotweeiler, Doberman, Pit Bull terriers, Greyhound y Pastores Alemanes, la mortalidad de esta enfermedad suele alcanzar entre el 16 y el 40% de los perros afectados.

El virus se transmite por contacto directo con los perros infectados, y por vía indirecta a través del calzado, la ropa, y sustancias contaminadas por la materia fecal de estos perros, es decir que el propio amo suele a veces introducir la enfermedad dentro de la perrera o casa, por estar en contacto con el virus esparcido en el medio ambiente.

Los perros infectados eliminan el virus en la materia fecal, y aun luego de recuperados eliminan el virus durante meses y actuar como portadores sanos.
Tras la ingestión el virus se replica en el tejido linfático faringeo, desde allí pasa a la circulación sanguínea, y se localiza en los tejidos que contienen células en rápida división, estos son, la medula ósea, el tejido linfático, y el epitelio de las criptas del intestino delgado, esto produce una feroz caída de las defensas, es decir una inmunodeficiencia, y en el intestino, la destrucción de las vellosidades intestinales, ulceras y diarrea hemorrágica, a todo esto y debido a la grave caída de las defensas esas lesiones ulcerosas del intestino son invadidas por bacterias del tipo clostridium y escherichia coli, produciendo una grave bacteriemia y septicemia.

Los perros infectados a menudo no presentan síntomas, el periodo de incubación va de los 3 hasta los 8 o 10 días, pero ya están eliminando el virus a partir del tercer día, hay dos formas clínicas, la gastroenterica, y la miocárdica, esta ultima se daba en los cachorros jóvenes de menos de 30 días, como era en ese momento el corazón el que más rápida división celular poseía, atacaba a este produciendo una miocarditis mortal, el cachorro estaba jugando alegremente y de repente moría sin síntomas aparentes, esta forma casi no se observa por la vacunación de las perras, que al pasarle por el calostro los anticuerpos, protegen al cachorro en la primer etapa de su vida.

La forma gastroenterica es frecuente en perros de 6 a 20 semanas de vida, que no han sido vacunados, es decir que la mayoría de los perros afectados (85%) son menores de 1 año.

Los síntomas son: letargo, el perro de golpe empieza a quedarse quieto, no juega, anorexia, no quiere comer nada, fiebre, vómitos y diarrea, al principio la materia fecal es mucosa, para luego pasar a ser sanguinolenta y fétida, en esta etapa la terapia con fluidos endovenosos, y sintomática es fundamental, ya que una vez declarada la enfermedad en cuestión de horas suele ser fatal, con un tratamiento adecuado el perro en unos pocos días se puede recuperar sin complicaciones, hay casos en los que las lesiones son tan generalizadas que les puede quedar un síndrome de mala absorción, y son esos perros que comen y comen no engordan, debido a que la destrucción del epitelio intestinal ha sido tan grande que esta lleno de cicatrices y la absorción de los nutrientes se ve disminuida, otra complicación puede ser el edema pulmonar.

El diagnostico se basa en los síntomas clínicos y en una prueba de confirmación mediante una ELISA fecal o prueba de hemoaglutinación. Pero estas pruebas solo confirman la enfermedad, lo mas importante es instaurar rápidamente un tratamiento, no existe una terapia que elimine el virus, así que todo deberá ser tratamiento de los síntomas, es decir los vómitos con antieméticos, la diarrea con los antidiarreicos inyectables, y la deshidratación con la terapia de fluidos endovenosa correspondiente, si no hay vómitos, la deshidratación se puede tratar con soluciones electrolíticas orales, las infecciones bacterianas secundarias se pueden tratar con sulfas, y en casos graves antibióticos de amplio espectro, las hemorragias también se pueden disminuir, mediante la aplicación de drogas coagulantes.

La comida y el agua se deben retirar hasta la remisión de los síntomas, luego una dieta blanda basándose en arroz bien cocido y queso blanco tipo cottage, o una dieta prescripta como, Intestinal Diet de Royal Canin o Canine i/d de Hills, debe ofrecerse en pequeñas porciones, también es útil darle caldo de carne con sal, en pequeños volúmenes, si los síntomas vuelven se debe suspender el suministro de alimentos por otras 24 horas, y reiniciar, si lo tolera bien, continuar esta dieta por los menos entre 15 y 30 días, para luego gradualmente ir llevándolo a su dieta habitual.



La mejor solución, es como siempre, LA PREVENCIÓN. Una adecuada vacunación del cachorro a partir de la sexta semana de vida nos libra de todos estos males, las zonas contaminadas lavarlas con lejía o lavandina en una dilución 1:30 o más concentrada, los untesillos tales como los recipientes deben recibir el mismo tratamiento, el calzado, la ropa, y los perros que vuelven de una exposición, deben ser aislados y no introducirlos donde hay cachorros en las perreras, se recomiendan 3 vacunaciones a las 6, 9 y 12 semanas de vida.

Espero haberles aclarado un poco el panorama de esta enfermedad.

Saludos a todos.



- Autor: Dr. Alberto Rodrigo Arias

- Extraido de:
http://www.club-caza.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

NUESTROS SEGUIDORES: